Líquido Refrigerante. ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

Líquido Refrigerante. ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

Si hay un denominador común en toda revisión periódica o visita que hacemos a nuestro taller, es una supervisión de los niveles de los diferentes líquidos del coche.

Hablamos de aceite, líquido de frenos, del limpiaparabrisas o del líquido refrigerante… Todos ellos importantes y cada cual con una función determinada.

En el artículo de hoy nos centraremos en el líquido refrigerante, cuya principal misión es evitar los temidos sobrecalentamientos de los que ya hemos hablado en un artículo reciente.

¿Qué es el líquido refrigerante?

Lo que habitualmente llamamos líquido refrigerante es un compuesto químico cuyos principales componentes son el agua destilada y el etilenglicol.

Este último es una sustancia química cuya cualidad más importante es su capacidad para controlar la temperatura dentro de unos valores que permiten un adecuado funcionamiento del motor.

Lo curioso es que ejerce esta función con eficacia en dos escenarios totalmente opuestos:

  • En invierno: Soporta importantes descensos de temperatura, evitando además la congelación de piezas que provocarían averías importantes.
  • En verano: Tiene la capacidad de absorber calor del sistema motor evitando así los famosos “calentones”.

Además, combate la corrosión y hace funciones de lubricante sobre los diferentes componentes del sistema de refrigeración del vehículo.

¿Líquido refrigerante orgánico o inorgánico?

Antes de tomar ninguna decisión a este respecto, lo primero es consultar en el manual de tu vehículo si admite líquido refrigerante orgánico o no.

En caso de puedas usar en tu coche líquido refrigerante orgánico, sería el más recomendable por varias causas:

  • Durabilidad.
  • Son más limpios con el medioambiente.
  • Mayor capacidad para evitar la congelación (hasta -40ºC).

¿Por qué son de diferentes colores?

La única razón por la que suelen tener colores vivos es para detectar con más facilidad alguna pérdida de líquido. Por tanto, a la hora de elegir, hay que fijarse en:

  • Temperatura de congelación lo más baja posible.
  • Propiedades contra la corrosión .
  • Que eviten la incrustación de sólidos en el circuito.

¿Se puede usar agua como líquido refrigerante?

No aconsejamos usar agua mineral o del grifo como líquido refrigerante ya que su rango de congelación-evaporación es demasiado corto para esta función (0º-100º).

Además, el agua provoca corrosión y además si es del grifo suele venir acompañada de otras impurezas que pueden provocar averías.

En caso de no tener otra opción, podría echarse mano de agua destilada, aunque recomendamos encarecidamente usar liquido refrigerante específico.

¿Hay que cambiar el líquido refrigerante? ¿Cómo se debe echar?

El líquido refrigerante debe estar siempre dentro de los niveles que indica el recipiente. Tiene un máximo y un mínimo.

Eso sí, si debes echar líquido para reponer porque el nivel está por debajo, no debes mezclar refrigerantes de distintas concentraciones.

Recuerda que siempre se debe reponer o cambiar el líquido refrigerante con el motor en frío.

Si vas a cambiarlo, hay que vaciar por completo el depósito para evitar mezclar.

Es muy importante revisar periódicamente los niveles de líquidos de tu coche.

En caso de dudas o necesidad de asesoramiento, en Sevineumáticos contamos con una Red de talleres en Sevilla y Provincia, en los que nuestros profesionales llevarán a cabo una supervisión exhaustiva de todos los líquidos de tu vehículo.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared