¿Cómo perjudica a tus neumáticos un estacionamiento prolongado?

¿Cómo perjudica a tus neumáticos un estacionamiento prolongado?

Efectivamente, si has tenido tu vehículo inmovilizado durante la cuarentena, el estado de los neumáticos podría verse afectado. Por ello, te aconsejamos una revisión a fondo para no poner en juego tu seguridad.

Los aspectos a los que puede afectar esta inactividad en tus neumáticos son:

  • Nivel de presión.
  • Deformaciones.
  • Clima.
  • Limpieza.

Nivel de presión de los neumáticos

Si tu vehículo ha estado estacionado durante un largo periodo, se puede provocar una bajada de la presión de los neumáticos.

La presión del neumático es un aspecto que creemos controlar a simple vista, pero esta contradictora reflexión nos puede causar graves consecuencias. Por ejemplo aumentar la distancia de frenado, un posible reventón o un desgaste desigual de los neumáticos.

Para comprobar su presión aconsejamos ponerse en manos de nuestros especialistas, ya que ellos nivelaran su presión a los niveles recomendados por el fabricante.

Deformaciones en los neumáticos

Las deformaciones pueden producirse por varias razones como la bajada de la presión, un mal estacionamiento o deformaciones por plano en parado temporal. También podemos intuir que su vehículo sufre una deformación si el conductor notase ligeras vibraciones durante la conducción. Si percibes estas vibraciones acude a nuestro taller más cercano.

Para evitar estas deformaciones os damos varias recomendaciones (por bajada de presión ya lo hemos citado anteriormente). En el caso de un mal estacionamiento es importante fijarse si la rueda está separada del bordillo, si esto no fuera así produciría un gran desgaste y deformación del neumático. Es más este es uno de los errores más habituales que solemos cometer.

Por último, las deformaciones por plano parado temporal tienen origen en un continuado punto de apoyo de la rueda en el asfalto. Esto conlleva a que el peso del vehículo se concentre y provoque anomalías. Para ello sugerimos cambiar el coche de sitio una vez a la semana.

Clima

El clima es un aspecto fundamental en la conservación de nuestro neumático, puesto que tanto el calor como el frío influyen en el mismo. Esto es debido a que la rueda está compuesta por caucho, un material muy sensible a las temperaturas.

Por un lado, el calor provoca una pérdida de peso en la rueda. Esto implica la bajada de presión y un aumento del desgaste. Por otro lado, el frío endurece el neumático perdiendo así flexibilidad, desencadenando un menor agarre y amortiguación. 

Luego, os aconsejamos prevenir problemas haciendo revisiones en nuestros talleres especializados en neumáticos para verificar si la profundidad del dibujo es correcta.

Limpieza

En último lugar tenemos la limpieza. Si nuestro coche circula continuamente por zonas rurales y nos encontramos con barro o arena en nuestras ruedas puede que perdamos la visión del dibujo de estas.

Ahora que tenemos tiempo podemos limpiar las gomas de nuestro coche con un par de capas de glicerina. Después la dejaremos secar y finalmente conseguiremos eliminar todas las grasas e impurezas que tengan nuestras ruedas.

En nuestro artículo ¿Cuándo debes cambiar tus neumáticos? puedes ampliar información sobre cómo comprobar si tus ruedas siguen estando en buenas condiciones.

Estos son los aspectos fundamentales que te sugerimos para una puesta a punto de tu automóvil para circular de nuevo por carretera de forma segura. Para cualquier duda solo tienes que contactar con nosotros o acercarte a cualquiera de nuestros talleres Sevineumáticos Vulco.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared