¿Sabes si tus neumáticos están cristalizados?

¿Sabes si tus neumáticos están cristalizados?

En anteriores artículos de este blog hemos venido insistiendo en la necesidad de revisar nuestros neumáticos y tener en cuenta no solo el número de kilómetros que recorren, sino también la antigüedad de los mismos, o posibles desperfectos causados por golpes u otras circunstancias.

Precisamente en este artículo vamos a profundizar en el deterioro del neumático a consecuencia del paso del tiempo u otras circunstancias, principalmente climatológicas independientemente de los kilómetros rodados.

A medida que pasan los meses desde que estrenamos neumáticos, su composición se ve alterada bien por inclemencias climatológicas o por el simple paso del tiempo, haciendo que estos vayan perdiendo paulatinamente agarre al asfalto, su elasticidad se vea muy mermada y por consiguiente disminuya considerablemente nuestra seguridad al volante. Es lo que llamamos el efecto de neumático cristalizado.

En resumen, un neumático se cristaliza si se ve expuesto a la luz del sol con temperaturas elevadas, y en un ambiente de escasa humedad relativa, provocando un deterioro en cuanto a elasticidad y adherencia que ya hemos expuesto.  Por ello, no es fácil determinar cuándo va a cristalizar un neumático.

¿Qué hacer entonces para detectar la cristalización?

Con carácter general debes revisar los neumáticos en tu taller especializado una vez que transcurran 5 años desde su adquisición.

Hasta entonces, te recomendamos utilizar un simple sistema para saber en qué estado se encuentran tus ruedas, en cuanto a cristalización:

Presiona con una uña el dibujo de la rueda para comprobar la dureza del neumático. Si notas que la uña se introduce en el caucho, no hay peligro de cristalización. En caso contrario, sería conveniente acudir al taller para una comprobación más profesional.

¿Cuáles son las consecuencias de conducir con un neumático cristalizado?

Ya hemos comentado que cuando se da esta circunstancia, nuestra seguridad se ve claramente afectada. Veamos por qué:

  • Pérdida de agarre a la carretera: Inestabilidad en el manejo.
  • Freno: Es consecuencia de la anterior. Al frenar, el coche recorrerá más distancia hasta detenerse, y por tanto tu seguridad se ve amenazada.
  • Lluvia: Se incrementará el riesgo de aquaplaning ante carreteras mojadas.

¿Se puede reparar una cristalización?

Un neumático cristalizado no puede repararse. A pesar de que puedan aparecer teorías sobre técnicas para su reparación, dudamos mucho de la efectividad de las mismas, en relación al riesgo que supone para tu seguridad.

Como siempre, ante la duda acude a tu taller especialista en neumáticos. En Sevineumáticos Vulco somos expertos en neumáticos para el particular y el profesional. Contamos con una red de talleres en los que te daremos la mejor solución a tu medida.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared