Permutar los neumáticos, ¿es aconsejable?

Permutar los neumáticos, ¿es aconsejable?

El paso del tiempo y de los kilómetros hacen mella en nuestros neumáticos. En este sentido, existe una práctica que permite ralentizar este proceso natural de deterioro de las ruedas: la permuta.

Partimos de la premisa cierta de que las ruedas delanteras sufren un mayor desgaste debido a que en la zona delantera es donde se concentra la mayor parte del peso del vehículo, y son estos neumáticos los que sufren más cada vez que se produce el frenado. Por tanto, es lógico pensar que si vamos alternando cada cierto tiempo ruedas delanteras y traseras, el desgaste se irá igualando pudiendo así alargar su vida útil.

Cuidado porque la permutación requiere del cumplimiento de una serie de condiciones para que sea efectiva. De hecho, se debe hacer el cambio aproximadamente cada ocho o diez mil kilómetros. En el caso de que se haya circulado más de esa distancia, la rotación de neumáticos ya no será efectiva.

Además, el desgaste no solo depende del número de kilómetros recorrido, sino que como hemos tratado en artículos anteriores, factores como la presión del neumático, la amortiguación del coche o simplemente la forma de conducir del propietario, van a influir en su durabilidad.

No es aconsejable llevar a cabo una permuta sin evaluar antes todas estas circunstancias, ya que podemos estar poniendo en juego no solo la vida útil de nuestros neumáticos, sino algo mucho más importante como es nuestra seguridad.

Por tanto, lo ideal es acudir a cualquiera de nuestra red de talleres Sevineumáticos donde evaluaremos el estado de tus ruedas y te asesoraremos ante la conveniencia o no de llevar a cabo una permuta.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared