Toca ITV, no te la juegues

Toca ITV, no te la juegues

La Inspección Técnica de Vehículos es un trámite que persigue que todos los vehículos que circulen por nuestras ciudades y carreteras lo hagan en unas mínimas condiciones de seguridad.

Pasar la ITV es un trámite que si no preparamos adecuadamente, se puede convertir en un auténtico engorro. Hay pocas cosas más frustrantes que cuando el técnico de la ITV nos dice que el dictamen es desfavorable o negativo. Tendremos que pasar por un taller y volver a pedir cita para una nueva inspección.

 Es muy aconsejable, incluso imprescindible, acostumbrarnos a acudir a nuestro taller de confianza regularmente para hacer una revisión a fondo de nuestro coche y no solo cuando nos toca la revisión del cambio de aceite.

Para ir a la cita con la ITV con todas las garantías, existen las llamadas Revisiones Pre ITV, en las que nuestro taller comprueba aquello que será examinado por los técnicos oficiales, par así anticiparnos a posibles desperfectos o averías.

Repasemos qué puntos se revisan siempre en una Inspección:

  • Papeles. Se comprueba que todo está en consonancia con la Tarjeta de Inspección Técnica y el Permiso de Circulación. Es decir, la marca y el modelo, matrícula y bastidor.
  • Aspecto exterior: Se examina la carrocería por si hay aristas cortantes, así como retrovisores, lunas e incluso la matrícula, que debe estar en buen estado. También comprueban los limpiaparabrisas.
  • Interior del vehículo: Correcto funcionamiento de los elementos de seguridad (cinturones), así como los elevalunas y cierres del vehículo.
  • Luces: Examinan de forma exhaustiva todos los elementos relacionados con la iluminación del coche, que son muy importantes para la seguridad propia y del resto de conductores, para ver y ser vistos sin deslumbrar a nadie.
  • Motor y Emisiones: Aquí es importante el ruido del motor y que las emisiones de monóxido de carbono no excedan los máximos.
  • Frenos: Deben cumplir su función de forma eficaz y segura.
  • Ruedas y Dirección: Las ruedas deben coincidir con las especificaciones técnicas del vehículo. También se comprueban todos los elementos relacionados como: la suspensión, rótulas de la dirección, silentblock y amortiguación.
  • Líquidos: Tanto el nivel de aceite, refrigerante y líquido limpiaparabrisas deben estar dentro de los límites. Además se observan posibles pérdidas tanto de aceite como de refrigerante.

Como ves, las inspecciones son bastante exhaustivas. Si tenemos próxima una cita con la ITV, no nos queda otra que acudir a nuestro taller habitual para que nos hagan una Revisión Pre ITV que nos permita ir mucho más tranquilos.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared