Si llueve, conduce con cuidado

Si llueve, conduce con cuidado

En esta época del año son más frecuentes las lluvias, la niebla, e incluso en algunos lugares la nieve, por lo que tenemos que extremar las precauciones al volante y tener nuestro coche en las mejores condiciones.

En el caso concreto de que nos encontremos con un día lluvioso, deberíamos atender a las siguientes recomendaciones:

  • En primer lugar, tranquilidad. Debemos conducir evitando maniobras inesperadas para el resto de conductores y con un cuidado especial ante vehículos de grandes dimensiones que suelen despedir bastante agua a su paso.
  • Visibilidad. Luces de cruce encendidas, y en caso de fuertes lluvias, antinieblas conectados. Evitar que se nos empañen los cristales usando el climatizador.
  • Antes de que legue la época de lluvias, se deben revisar los limpiaparabrisas para asegurarnos de su buen funcionamiento, sustituirlos en caso contrario y mantener siempre lleno el depósito de líquido, por si necesitamos limpiar las lunas delantera y trasera.
  • En condiciones de lluvia disminuye la capacidad de reacción del conductor y además se necesita más distancia para frenar. Se hace imprescindible por tanto, conducir más despacio e incrementar considerablemente la distancia de seguridad con los demás vehículos.
  • Extrema las precauciones en zonas con señalizaciones en el asfalto. La pintura utilizada para las diferentes señalizaciones puede provocar pérdida de adherencia en los neumáticos.
  • Aquaplaning. En el caso en el que en la vía se hayan formado charcos,  no debemos frenar al cruzarlos, sino antes. Es decir cruzarlos a menor velocidad, mantener la dirección con firmeza y en caso de tener que frenar, estar seguros de que las ruedas están pisando el asfalto tras el charco, y evitar así perder tracción.

Por tanto, que la lluvia no te impida desplazarte, pero tómatelo con calma y cuidado.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared