La importancia de equilibrar y alinear tus ruedas

La importancia de equilibrar y alinear tus ruedas

Conservar los neumáticos en buen estado es vital para nuestra seguridad al volante. Pero incluso si éstos son nuevos, pueden producirse circunstancias que a la larga pueden acelerar su deterioro. Existen señales que nos pueden poner en alerta de la necesidad de un equilibrado de neumáticos. Pero vayamos paso a paso.

¿En qué consiste el equilibrado?

Es un trabajo que se lleva a cabo en tu taller de confianza, en el que se colocan contrapesos en las llantas que evitan vibraciones y que es beneficioso en dos aspectos: nos aporta mayor seguridad y mayor confort tanto para la conducción como para los pasajeros.

¿Por qué es tan importante?

El no llevar bien equilibradas las ruedas, hace que se produzcan vibraciones durante la conducción y tiene consecuencias en componentes tan importantes como la dirección, suspensión y por tanto en la vida útil de nuestras ruedas. Es por tanto un factor importante para nuestra seguridad.

Además, estas vibraciones se perciben incluso dentro del coche, lo que hace que sobre todo en trayectos más largos, influya en nuestra conducción llegando a provocar mayor cansancio, incluso nerviosismo y de nuevo, haciendo el viaje menos seguro.

¿Por qué?

Normalmente los neumáticos se desequilibran por una incorrecta presión, un golpe brusco de las ruedas contra un bordillo o incluso porque al sustituir las ruedas, no se hayan montado correctamente las nuevas.

¿Cuándo equilibrar?

Lo normal es acudir al taller a proceder a un equilibrado cuando a velocidades superiores a 80/90 Km/h notemos vibraciones bien en la parte delantera del coche  (suelen localizarse en el salpicadero), o bien si son los pasajeros traseros los que las sufren.

¿Es lo mismo equilibrar que alinear?

No. cuando alineamos, lo que hacemos es poner en paralelo tanto las ruedas como los ejes. Cuando un coche está mal alineado, ocurre que el coche tiende a desviarse hacia derecha o izquierda.

En cualquier caso, es necesario alinear y equilibrar siempre que se proceda a sustituir amortiguadores o neumáticos, aunque es conveniente también acudir a nuestro taller cuando observemos que nuestro coche no mantiene la dirección o notemos vibraciones.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared