Ponte las pilas. Comprueba tu batería.

Ponte las pilas. Comprueba tu batería.

Ya está aquí el invierno, y con él llega el frío de verdad. Con este cambio de estación nos debemos poner manos a la obra y volver a echar un vistazo a ciertos puntos de nuestro coche a los que la bajada de temperaturas va a afectar.

La mayoría de conductores suele hacer los deberes. Miran si sus ruedas están en buen estado, las pastillas de freno, aceite y demás elementos del coche que consideran importantes. Pero puede que en más ocasiones de las recomendables nos olvidemos de un elemento indispensable y que nos puede dejar literalmente tirados: La batería.

Si miramos las estadísticas que hacen referencia a las causas que provocan que tengamos que necesitar asistencia, nos sorprendería que casi la mitad de las asistencias en carretera tienen que ver con baterías en mal estado.

Para entender el porqué de tanto deterioro en estas fechas, debemos saber que aunque podamos pensar que las bajas temperaturas son las que hacen que nuestra batería deje de funcionar, resulta que es precisamente lo contrario, las altas temperaturas son las que más daño le causan.

De hecho, aunque es cierto que durante el verano no lleguemos a notar problema alguno en la batería, sin saberlo, estamos asistiendo al periodo en el que los elementos que la componen empiezan a deteriorarse. Esto provoca que cuando llega el frío y nuestro coche demanda más fuerza para la puesta en marcha del motor, la batería no llegue en las mejores condiciones y se nos presente el problema.

La buena noticia es que este es un problema que tiene fácil solución desde la prevención. Cada vez que acabe el verano, una simple visita a tu taller de confianza para hacer un chequeo de la batería nos pondrá sobre la pista de un futuro problema que cogido a tiempo, nos evitará gastos no deseados. Así que toca ponerse las pilas.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared