Desde el 1 de noviembre: ¿Se deben cambiar los neumáticos?

Desde el 1 de noviembre: ¿Se deben cambiar los neumáticos?

Con la bajada de temperaturas son muchas las personas que no saben si deben cambiar los neumáticos que llevan ahora mismo por unos que sean más propios de la estación invernal. Teniendo en cuenta la ciudad en la que habitamos o los trayectos que vayamos a realizar, puede ser una buena opción el cambiar los neumáticos por unos que sean más apropiados para la nieve, y de esta forma ganar en seguridad.

Además de eso, actualmente podría haber otra razón por la que hacer un cambio de ruedas: la UE ha iniciado un proceso para quitar del mercado todos los neumáticos que pueden ser peligrosos para el tráfico.

La Unión Europea ha estado usando el etiquetado de neumáticos que estableció hace seis años y que ha ayudado a clasificar los neumáticos dependiendo de su seguridad con letras de la A a la G. Asimismo, las ha acompañado de diferentes tonos y signos, entre otros para saber el ruido que producen.

Hoy en día, se pueden vender neumáticos identificados con letras de la A a la F, teniendo en cuenta que los de la letra A son los que menos consumen, los más seguros y los que menos ruido generan. De esta forma, a medida que vayamos descendiendo, todas esas características irán disminuyendo poco a poco hasta llegar a la F. Los neumáticos con letra G ya no se venden.

Dede el pasado día 1 de noviembre, ya no se pueden vender neumáticos para furgonetas y turismos con la letra F, y los de la etiqueta E para camionetas con una resistencia a la rodadura superior a 9.

En el caso de que tenga neumáticos con estas etiquetas, ¿tengo que quitarlos?

Ahora mismo no estás obligado a hacerlo, pero es una buena ocasión para comprobar en qué estado se encuentran los neumáticos y ver si se tienen que cambiar. Su sustitución no debe verse como un desembolso, sino como una inversión en ahorro en un futuro y en seguridad.

Los neumáticos con letras altas (como la A, B…) se fijan más a la calzada y tienen mayor calidad, por lo que tu seguridad se incrementará. Asimismo, se gasta menos gasolina. Para que te hagas una idea, comparando los de la letra A con los de la letra G hay una diferencia de gasto de 0,5 l aproximadamente por cada 100 km.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared