¿Chirrían los limpiaparabrisas?

¿Chirrían los limpiaparabrisas?

Habitualmente no le echamos cuenta a los limpiaparabrisas hasta que llueve. Ahí nos damos cuenta de la gran utilidad que tienen. Por cierto, ¿sabes que los inventó una mujer? Su inventora es Mary Anderson. Tuvo bastantes cambios a lo largo del s. XX, pero últimamente no ha sufrido muchas modificaciones. En el artículo de esta semana vamos a centrarnos en intentar solucionar el chirrío que producen muchos de ellos.

Antes de empezar, hay que recordar que ese ruido puede ser normal si el cristal está muy seco (cuando empieza a llover) y si hace mucho tiempo que no se usan.

Si el chirrido es reiterado a pesar de estar lloviendo considerablemente, ya pasa algo. El primer motivo puede ser que el limpiaparabrisas no esté bien puesto. Para comprobarlo puedes ponerlos mirando hacia arriba (los pones en marcha y los fijas en esa posición) y observar si ambos brazos están instalados correctamente y no tienen nada flojo o suelto que pueda producir el molesto sonido.

En el caso de que después de revisar que estén instalados correctamente, continúen produciendo ese ruido, podemos decir casi a un 100% que seguramente estén gastados. Posiblemente tendrás que poner unos nuevos. De hecho, te lo recomendamos, ya que ya no te quitarán el agua de la misma manera y tu seguridad estará en juego. Asimismo, te recordamos que en la Inspección Técnica de Vehículos, si los “limpias” están en mal estado, pueden echarte para atrás por ser un defecto grave.

Para finalizar, otra posible causa, aunque menos probable, es que el cristal esté cubierto de algún tipo de resina o algo semejante. Para que no te quepa la menor duda, límpialo.

Asimismo, para mantenerlos en buen estado te aconsejamos que limpies las escobillas mensualmente, que repongas el líquido (que no sea agua del grifo) cada cierto tiempo y que los cambies 1 vez al año. La mejor época suele ser en otoño, antes de que empiecen las lluvias.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared