¿En qué ayudan los parasoles a los coches?

¿En qué ayudan los parasoles a los coches?

Cuando suben las temperaturas, debemos cuidar de nuestro vehículo y prever ciertas cosas que se pueden dar. Por ejemplo, en el caso de que no estacionemos al sol, el A/A no tendrá que realizar un sobreesfuerzo, y además haremos que el plástico del interior y la pintura se estropeen menos.

En el caso de que no nos quede más remedio que estacionar al sol, podemos usar un parasol. Los hay de muchos tipos y materiales, y todos tienen como finalidad el diminuir los efectos del sol y las altas temperaturas.

El uso del parasol en los días más calurosos no solo es aconsejable sino que se hace imprescindible. Su uso disminuye en un cuarenta por ciento el deterioro que produce el sol en el interior del coche y también el daño que ocasiona el benceno en nuestra salud.

El ardor que suelta el plástico del interior del coche al darle el sol aumenta la porción desprendida de benceno. Para que te hagas una idea, en circunstancias normales, en la penumbra y sin tener las ventanas abiertas, se liberan seiscientos mg aproximadamente de benceno. Por otro lado, si el automóvil estuviera al sol, sin llevar parasol, la porción de benceno desprendida aumenta a los tres mil mg.

Por ello, es aconsejable que se bajen las ventanas al subir al coche para que se ventile. No vale con poner el A/A.

Además de todo ello, el parasol puede ayudar en:

  • Hace que duren más los elementos del salpicadero y la tapicería al disminuir en un cuarenta por ciento el deterioro que produce el sol.
  • Al haber menos grados, se fatiga menos el conductor.
  • El coche ventila de manera más óptima en el caso de que se use el parasol. Esto es debido a que al hacer menos calor, no se precisará de tanta fuerza del A/A.
© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared