Coches: Averías más habituales en verano

Coches: Averías más habituales en verano

De la misma manera que ciertos componentes del coche se ven afectados por el frío, las altas temperaturas también pueden influir negativamente en nuestro vehículo si no le hacemos las revisiones correspondientes.

Durante la época estival suben las temperaturas y se realizan más desplazamientos por carretera. El calor y los viajes de tantos kilómetros hacen que ciertos elementos de nuestro coche se estropeen. Por ello, es fundamental realizar un buen mantenimiento de nuestro vehículo antes de iniciar el trayecto para evitar cualquier tipo de avería que pueda estropearnos nuestros ansiados días de descanso.

Muchas veces, para evitar muchos de los inconvenientes basta con no pasarse con el A/A y con no estacionar el vehículo a pleno sol. En relación a determinados elementos del coche, para cuidarlos lo ideal es llevar un mantenimiento adecuado: hacerlo cuando lo aconseje el fabricante y renovarlos en el momento preciso.

Sin embargo, es muy normal que a pesar de que cuidemos nuestro coche, nuestro vehículo tenga alguna avería en el periodo estival. Vamos a ver las más frecuentes:

Sistema de climatización

La avería más habitual es la provocada por las fugas. No obstante, tenemos que procurar no abusar del A/A cada día, poniéndolo al máximo. Otro tipo de avería muy frecuente es el fallo del termostato si este sistema se estropea.

La batería

También es muy frecuente que el vehículo no se ponga en funcionamiento cuando queramos salir o, peor aún, que no arranque en una estación de servicio tras repostar. Si te ocurriera, te aconsejamos que no cambies la batería tú mismo, sino que te pongas en contacto con alguien experto que lo haga.

Los neumáticos

Durante el periodo estival, el pavimento alcanza tantos grados que hace que los neumáticos se gasten más. Por ello, te aconsejamos que compruebes el estado de los neumáticos y piensa que durante el desplazamiento se desgastarán más que en la época de frío.

El alternador

El alternador es uno de los elementos más importantes de un coche. Se encarga de transformar la energía mecánica en energía eléctrica. Para que lo entendáis mejor, es el encargado de recargar la batería mientras el vehículo se mueve. Por ello, si abusamos del A/A, del mecanismo de refrigeración del motor y de otros componentes eléctricos, podemos hacer que el alternador tenga que esforzarse más.

El sistema refrigeración

El sistema de refrigeración del vehículo es muy importante para que el motor se mantenga funcionando en buen estado. Por ello, en el caso de que se averiara, puede dañar al motor. En verano, otra avería muy habitual es la del electroventilador: dispositivo eléctrico que mantiene la temperatura del motor.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared