¿Cómo ahorrar combustible?

¿Cómo ahorrar combustible?

Si tienes un automóvil, sabrás que el consumo de gasolina es uno de los gastos más importantes que se tiene. Para ahorrar en combustible debes tener en cuenta unas recomendaciones (que veremos más adelante), debes revisar tus neumáticos a menudo y debes saber en que estación de servicio echar carburante.

Asimismo, existen más circunstancias que intervienen en el gasto de combustible, como es la forma de conducir.

En el artículo de esta semana vamos a darte una serie de consejos para empezar a ahorrar en combustible:

Cautela y paciencia

El conductor es el punto de unión de diversas circunstancias. La persona que lleva el coche escoge la manera de intervenir ante diferentes acontecimientos. La reacción que vaya a tener influye en el gasto de carburante y de energía que va a tener el coche, establecido por su comportamiento, la velocidad a la que vaya, el uso de las marchas, los frenazos que pueda dar, la antelación con la que juegue y la precaución que pueda tener.

Asimismo, y de forma involuntaria, la ansiedad y los nervios no son buenos compañeros al volante, ya que no nos comportamos de la misma manera: aumentamos la velocidad, nos ponemos más agresivos… Y todo ello lo sufre el vehículo y provoca que se gaste más combustible.

Ventanas y A/A

¿Qué piensas que hace más gasto de carburante, el bajar la ventana o poner el A/A? Pues la respuesta va en función de la velocidad a la que vayamos. El A/A gasta prácticamente lo mismo indistintamente de la velocidad a la que vayamos, pero el bajar la ventanilla no. Si ponemos el A/A, normalmente el gasto puede aumentar entre un cinco y un veinte por ciento. Si bajamos la ventanilla, se ve afectado el rendimiento del vehículo, por ello, en velocidades superiores a los noventa kilómetros por hora, la consecuencia que tiene el bajar la ventanilla es peor y gasta más energía.

Aceleración

Existe un vínculo directo entre gasto de carburante y velocidad. Al aumentar la velocidad, el motor tiene que esforzarse más y por lo tanto gastar más gasolina. Esto se incrementa en el caso de que conduzcamos contra el viento. Si vamos muy rápido, más grande es esa resistencia. El motor del coche tiene que rebasar la fuerza del viento para que el vehículo marche y se incrementa el gasto de carburante.

Frenar

Te aconsejamos bajar la velocidad , disminuyendo la energía del motor. Esto es debido a que si se utiliza mucho el freno, se gasta más combustible. Por ello, es muy bueno adelantarse a los acontecimientos y no dar frenazos.

Marchas

El cambio de marchas disminuye el gasto de combustible. Lo ideal es circular a marchas más largas.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared