Los coches al sol

Los coches al sol

Llega el verano y el sol nos acompañará allá donde vayamos la mayor parte del tiempo. Lo que para nosotros supondrá la oportunidad de ir a la playa, viajar y disfrutar, para nuestro coche puede suponer una época de desgaste de su carrocería con el consiguiente daño estético y deterioro.

En esta ocasión os proponemos algunos consejos para evitar que el color de nuestro vehículo se vea perjudicado y nos ocasione un gasto extra en pintura antes de tiempo.

Los principales agentes que actúan en esta época son: el sol, la arena de la playa, la salinidad del ambiente en zonas de costa y la proliferación de insectos.

1. No expongas tu coche al sol más de lo estrictamente necesario: Al igual que nosotros nos protegemos del sol, debemos tratar de aparcar siempre que sea posible a la sombra, e incluso si vamos a dejarlo expuesto una larga temporada, deberías hacerte con una lona para cubrirlo.

2. En la Playa: Si aparcas cerca de la playa, el propio viento puede depositar granos de arena en nuestra carrocería que al retirarla puede causar arañazos. Además, la propia salinidad del ambiente causa estragos en la pintura.

3. Un baño refrescante: En esta época del año debes lavar con más frecuencia tu coche, a ser posible evitando los lavados automáticos y optando por el lavado manual, más respetuoso con la pintura. Procura hacerlo en las horas de menos calor y al menos una vez en semana.

4. Insectos y pájaros: Unos por impacto y otros por sus “necesidades” son muy perjudiciales para la conservación de la carrocería, además de nada estéticos. ¡Trata de limpiar los insectos y las deposiciones de pájaros cuanto antes!

5. Golpes, Grietas y Arañazos: Es muy importante repararlos ya que por muy pequeños que sean, son el principio de un consiguiente problema de corrosión.

Si sigues estos pequeños consejos el verano pasará por ti, ¡pero no por tu coche!

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared