¿Cuándo te toca pasar la ITV y qué te van a mirar?

¿Cuándo te toca pasar la ITV y qué te van a mirar?

Los vehículos de tracción mecánica tienen que superar cada cierto tiempo la ITV (Inspección Técnica de Vehículos). Los intervalos de tiempo entre una y otra dependerán de cada vehículo. A través de la ITV se consigue incrementar la seguridad en las diferentes autovías o carreteras, ya que es un método para inspeccionar los distintos vehículos. Con este tipo de comprobaciones forzosas se descubre cualquier tipo de irregularidad peligrosa, además de requerir del conductor una revisión de su vehículo.

De las ITV podemos destacar que en ella se comprueban ciertas partes del vehículo que los conductores habitualmente ni miramos, como por ejemplo: neumáticos, dirección, freno de mano, luces, cinturones de seguridad…

La ITV se puede pasar en alguna de las estaciones homologadas en España, sin tener en cuenta de dónde sea la matriculación.

Antes de acudir a la cita de la Inspección Técnica de Vehículos, te aconsejamos que compruebes todo con antelación para que no te echen para atrás. Podrás acudir a cualquier taller de coches donde te localizarán posibles inconvenientes y te lo pondrán a punto para pasar la ITV.

Puntos que comprueban en la ITV

En primer lugar, te van a pedir la documentación del vehículo, que se da al llegar a la estación homologada para pasar la ITV. Asimismo, en este instante se abona.

En la ITV se comprueba el estado de las luces, los intermitentes, las ruedas (también la de repuesto), los cinturones de seguridad, los niveles de gases, te pedirán que arranques el motor, los limpiaparabrisas… A continuación, y una parte que es fundamental, te revisarán la suspensión, la dirección, los frenos y el freno de mano.

Al finalizar el examen, te podrán dar 4 clases de resultados: favorable sin fallos, favorable con algún fallo menor (nos lo señalarán para poder arreglarlo), desfavorable y negativa.

Desfavorable: la estación en la que estamos para la ITV retiene la documentación del vehículo y nos aportará un documento en el que se expone que la documentación oficial de nuestro coche ha sido retirada. Nos darán un periodo de tiempo (que no podrá ser superior a 2 meses) para arreglarlo. Al volver de nuevo, no tienes que abonar nada y si se pasa, nos devolverán la documentación. Si no fuera así, el vehículo se dará de baja durante un tiempo.

Negativa: no suele pasar mucho y sucede cuando se descubren errores muy graves, que tienen una solución complicada. Si ocurriera este caso, el conductor tiene que pedir incluso una grúa para retirar su vehículo de la ITV. En este proceso, las gestiones son más difíciles para conseguir circular de nuevo.

Si hemos pasado la prueba con éxito, deberemos colocar la pegatina correspondiente. Si no lo hacemos, nos podrán sancionar.

Plazos

Tendremos que fijarnos en el permiso de circulación para ver la fecha en la que se matriculó el vehículo. Si es un coche normal, tendremos que pasar la primera ITV antes de los cuatro años. A continuación cada 2 años y al llegar a los díez años (desde la matriculación del coche), cada año.

Los demás vehículos cuentan con reglas concretas y los períodos de tiempo varian. Podéis verlo en este enlace de la ITV.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared