Comprueba siempre tus neumáticos

Comprueba siempre tus neumáticos

Muchísimas personas aún no entienden la repercusión que puede tener el mantenimiento de sus neumáticos para conseguir la seguridad al volante. Revisar la presión y el dibujo de los neumáticos nos pueden proporcionar tranquilidad y seguridad.

Debemos comprobar:

  • El dibujo de los neumáticos: la carcasa del neumático debe poseer unos 2 mm de profundidad (un mínimo de 1,6 mm, exigido por la ley) para garantizar su agarre, especialmente sobre un suelo mojado. Si observas que el dibujo está a ras de los testigos que están situados en la superficie de la cubierta, deberás cambiarlos a la mayor brevedad posible. Otra forma de cerciorarse es poner un euro de canto en el fondo del canal de drenaje y si se ven las estrellas de la parte dorada de la moneda, deberás realizar el cambio de tus neumáticos.
  • Presión de los neumáticos: para averiguar rápidamente la presión de tus neumáticos, lo ideal es que vayas a una gasolinera o a un taller cualificado. De todas formas, el coche te puede dar señales en este aspecto.
    Para que lo entiendas mejor, si el vehículo no va recto, seguro que sus neumáticos no cuentan una presión adecuada. Además de realizar movimientos raros en la parte de atrás del vehículo, sobre todo en las curvas.
    Si los neumáticos tienen la presión baja, se acrecenta su deterioro, el consumo del combustible y el peligro de que nos reviente una rueda.
  • Cuida de los neumáticos de invierno: si optas por utilizar neumáticos de invierno en lugar de cadenas, puedes prolongar su vida, poniéndolos en un sitio resguardado, lejos de la luz del sol y de la humedad.

 

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared