Google muestra su prototipo de coche sin conductor

Google muestra su prototipo de coche sin conductor

Tras cuatro años trabajando en la construcción de coches de autoconducidos con un mecanismo que devuelva el control del volante al conductor en caso de emergencia, los ingenieros de Google creen que a corto plazo esto no va a producirse. ¿Por qué? Es mejor dejar al conductor completamente fuera de la conducción.

La compañía ha comenzado a construir una flota de 100 vehículos eléctricos experimentales que prescinden de todos los controles que se encuentran en los automóviles modernos. El vehículo, de dos asientos, es parecido al Fiat 500 o al Mercedes- Benz Smart, los únicos controles para el conductor son un botón rojo eStop para realizar paradas de emergencia y un botón de arranque independiente.

El coche se controla a través de una aplicación de smartphone, recoge al pasajero y lo conduce hasta el destino seleccionado sin necesidad de intervención humana. Google no ha dicho si si se propone entrar en el negocio de fabricación de automóviles o sólo va a proporcionar tecnología a los fabricantes de automóviles, lo que está claro es que abre un abanico de nuevas posibilidades si se puede convencer a los reguladores para que permitan coches sin conductor.

CONDUCCIÓN SIN PERSONAS

En una entrevista, Sergey Brin, cofundador de Google, quien participa activamente en el programa de investigación, declaró que la compañía decidió cambiar el proyecto hace más de un año tras un experimento en el que los empleados de Google utilizaron los vehículos autónomos para ir de casa al trabajo. No hubo accidentes, pero los ingenieros de Google se dieron cuenta que pedir  un pasajero humano -que podría estar leyendo o soñando despierto e incluso dormir- que asumiese el control en caso de emergencia podría no funcionar.

Los vehículos tendrán sensores electrónicos que se pueden ver en todas las direcciones a más de 180 metros. Aunque no los necesitan tendrán espejos retrovisores, ya que están obligados por el código de vehículos de California. La parte delantera del coche estará hecha de un material espumoso por si el equipo falla y golpea a un peatón.

La nueva estrategia de Google para coches autónomos va más allá de muchos proyectos de la competencia. Mercedes, BMW y Volvo han creado coches que pueden viajar sin intervención del conductor, en circunstancias limitadas, aunque ninguno elimina completamente el conductor. Esa función, conocida como Traffic Jam Assist, permite que el coche siga a otro vehículo en stop&go en carreteras a bajas velocidades, en el Mercedes, el sistema se desconecta sólo si el conductor retira sus manos del volante durante más de 10 segundos.

LIMITADO A UNA VELOCIDAD DE 40 KM/H

El prototipo de Google estará limitado a 40 kilómetros por hora, están diseñados para conducir en zonas urbanas y suburbanas, no en las carreteras. No ha dado a conocer que fabricante construye sus prototipo, ni tampoco cuanto cuestan. Tendrán un rango de operatividad de unos 100 kilómetros, impulsados por un motor eléctrico equivalente al utilizado por el Fiat 500, se espera que estén preparados para viajar a principios del año que viene.

¿LOS TAXIS DEL FUTURO?

¿Dónde se podrían utilizar los coches sin conductor además de en las oficinas de Google? El año pasado, Lawrence Burns, exvicepresidente de investigación y desarrollo de General Motors y ahora un consultor de Google, dirigió un estudio en el Instituto de la Tierra en la Universidad de Columbia sobre la transformación de la movilidad personal, los investigadores encontraron que 13.000 taxis de Manhattan hacían 470.000 viajes al día a una velocidad media de 16 kilómetros por hora con un promedio de 1,4 pasajeros por viaje.

Según el informe, es posible que una flota de 9.000 vehículos automatizados contactados mediante un smartphone, tuviesen un tiempo de espera de menos de un minuto y darían lugar una rebaja del 15 por ciento en el precio del servicio de taxi que es actualmente de aproximadamente 2€ por kilómetro, mientras que usando una flota de vehículos sin conductor con sede en Manhattan el coste sería de unos 23 céntimos por kilómetro, este ahorro sería similar en Ann Arbor, Michigan, y Babcock Ranch y Florida.

Google es una de las pocas empresas que podrían asumir un reto como ese, dijo John Leonard, un ingiero robótico del Instituto de Tecnología de Massachusetts. Sin embargo, declaró que no cree que “haya taxis sin conductor en Manhattan en mi vida. Se necesitará mucho tiempo, pero tiene mucho potencial”.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared