La importancia de un buen mantenimiento (III): Los amortiguadores

La importancia de un buen mantenimiento (III): Los amortiguadores

Mantener a punto tu vehículo garantiza tu seguridad, la de los tuyos y la del resto de conductores que a diario te acompañan en carretera, consigues además que tu coche y gestione de una manera óptima el combustible y alargas la vida de este.

En los próximos días estaremos analizando el programa de mantenimientopor qué es importante hacerlo y con qué frecuencia debe hacerse. Todos los coches no son iguales, cada uno tiene sus propias peculiaridades, ten en cuenta que esta información es genérica para saber los datos de tu vehículo consulta el plan de mantenimiento de tu coche, recogido en su programa de mantenimiento.

LOS AMORTIGUADORES

Los amortiguadores absorben los choques de los neumáticos con las carreteras, proporcionan confort en la conducción y ayudan a controlar el vehículo, garantizan la adherencia del vehículo con el suelo en todas las condiciones. Forman el conocido como triángulo de la seguridad junto a neumáticos y frenos. Su correcto funcionamiento depende del estado de la carretera, la carga que lleve el vehículo, el kilometraje y el desgaste sufrido debido al frío, calor o humedad.

Los amortiguadores deben revisarse cada 20.000 km por seguridad, ya que su degradación es progresiva y normalmente el conductor no lo suele notar. Si tus amortiguadores están en mal estado aumentará la distancia de frenado, la frenada podrá ser inestable, los neumáticos podrán desgastarse de forma irregular, el volante puede vibrar y el coche podría balancearse en cambios de carril. La firmeza del amortiguador viene dada por la abertura del pistón y la viscosidad del aceite, algunos amortiguadores contienen un depósito de gas que permite que el aceite mantenga su rendimiento en condiciones de uso constantes.

En la escuela de conducción Masía Pelarda de Teruel han grabado el comportamiento de los amortiguadores instalados en un vehículo todoterreno (Toyota Hilux), a continuación puedes ver en un vídeo la importancia de esta parte de nuestros vehículos.

¿CUANDO SUSTITUIRLOS POR UNOS NUEVOS?

Dependiendo de las recomendaciones del fabricante, presentes en la ficha de mantenimiento del vehículo, deben sustituirse entre 70.000 y 150.000 km. En su desgaste influirá el modo de conducción que se lleve a cabo en el vehículo y el entorno por el que circule, por ejemplo, la conducción en un entorno urbano o por carreteras en mal estado desgastará los amortiguadores antes que si el vehículo circula más por carretera o autopista.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared