La importancia de un buen mantenimiento (I): El cambio de aceite y su filtro

La importancia de un buen mantenimiento (I): El cambio de aceite y su filtro

Mantener a punto tu vehículo garantiza tu seguridad, la de los tuyos y la del resto de conductores que a diario te acompañan en carretera, consigues además que tu coche y gestione de una manera óptima el combustible y alargas la vida de este.

En los próximos días vamos a analizar el programa de mantenimiento, por qué es importante hacerlo y con qué frecuencia que debes hacerlo. Todos los coches no son iguales, cada uno tiene sus propias peculiaridades, ten en cuenta que esta información es genérica para saber los datos de tu vehículo consulta el plan de mantenimiento de tu coche, recogido en su programa de mantenimiento.

EL ACEITE Y EL FILTRO DEL ACEITE

El filtro del aceite retiene las partículas metálicas de los componentes metálicos que con el desgaste normal se desprenden del motor, este filtro retiene dichas partículas que perjudican el rendimiento del motor y que pueden llegar a dañarlo incluso de manera grave. Con el paso de los kilómetros las propiedades iniciales del aceite se van perdiendo, así como la funcionalidad del filtro. De no hacerlo, podemos provocar daños como consecuencia de la corrosión, oxidación, suciedad y desgaste.

ACEITE MINERAL Y ACEITE SINTÉTICO

Depende del método de obtención del aceite base. En el caso de que proceda del refinado convencional del petróleo se denomina mineral, si se obtiene mediante procesos de síntesis química u otro proceso diferente al refino convencional recibe el nombre de sintético o de tecnología sintética. Esto no indica la calidad del lubricante, ésta se define mediante pruebas en un laboratorio y en motores, no en función del proceso industrial empleado en la obtención de las materias primas utilizadas. Se pueden clasificar en cuatro tipos dependiendo de su base.

  • Base mineral: Indicado para exigencias de motor bajo, motores con una antigüedad superior a 8 años.
  • Base semisintética: Se obtiene a partir de una base mineral, que posteriormente se trata en laboratorio para mejorar sus propiedades. Indicado para exigencias de motor media, circulación por ciudad, altas revoluciones, cilindrada media, motores con una antigüedad entre 5-8 años.
  • Base sintética: Indicado para exigencias severas, como temperaturas extremas con periodos de cambios muy prolongados, motores gran cilindrada, conducción exigente, arranques continuos, altas revoluciones, motores con una antigüedad inferior a 5 años.
  • Longlife: Es un tipo de base sintética, tiene una mayor duración.

LA VISCOSIDAD DEL LUBRICANTE

En el etiquetado de los envases de lubricantes podrás encontrar valores como 5W30 ó 15W40 entre otros, se refieren a la viscosidad del lubricante, es decir, a la resistencia que este presenta este a fluir cuando es sometido a un esfuerzo externo. La organización SAE (siglas en inglés de Sociedad de Ingenieros Automotrices) establece, en una norma, una serie de grados para los aceites de motor, basada en la diferenciación de la viscosidad a diferentes temperaturas.

Puede clasificarse de dos maneras, si contiene una W, se refiere a las propiedades a baja temperatura del aceite, sin W -de invierno, Winter- se refiere a las propiedades a alta temperatura. Los aceites designados con un grado numérico seguido de W o sólo con un número, como 10W ó 40, reciben el nombre de aceites monogrados, aquellos que contienen dos tipos de grado como 10W40 reciben el nombre de aceites multigrados, su significado sería el cumplir simultáneamente ambas subclasificaciones la del 10W y la del 40, estos tienen la capacidad de reunir propiedades viscosimétricas tanto a baja como a alta temperatura a la vez.

¿TODOS LOS ACEITES DE LA MISMA VISCOSIDAD SON IGUALES?

No. La viscosidad no es un indicativo de calidad. Es uno de las propiedades a tener en cuenta a la hora de elegir un lubricante, su nivel de calidad es el que diferencia las prestaciones de uno u otro. Suelen estar indicados en la etiqueta, la calidad del lubricante a emplear en un vehículo debe ser la recomendada por el fabricante del mismo.

FRECUENCIA DEL CAMBIO DE ACEITE Y SU FILTRO

Cada tipo de aceite se aplica en función de las características de tu vehículo y de las condiciones de temperatura de tu zona. De modo resumido podemos establecer que el aceite 15W40 es empleado para motores de generación más antigua, el 10W40 en vehículos de inyección directa, tanto camiones como coches y el 5W40 es específico para dispositivos equipados con Common-rail con filtro de partículas. Los longlife, 0W30 y 5W30 tienen una duración óptima que va entre 20.000 a 30.000 kilómetros.

LUBRICANTES MINERALES

En el lubricantes 15W40 este puede soportar entre 10.000 y 12.000 kilómetros en el caso de turismo y furgonetas, en camiones su durabilidad óptima está en 10.000 kilómetros y no se recomienda llevarlo más de los 15.000 kilómetros, se recomienda cambiar el filtro de aceite cuando se cambie el lubricante.

LUBRICANTES SINTÉTICOS

En turismos y furgonetas el 10W40 y 20W50 se recomiendan cambiar cada 12.000 kilómetros y nunca después de 14.000 kilómetros, mientras que en el caso de camiones este capaz de resistir en perfecto estado de conservación entre 35.000 y 40.000 kilómetros, en todos ellos es recomendable filtro del aceite cada vez que se cambie el lubricante.

LUBRICANTES LONGLIFE

Los de densidad 5W30 y 5W40 gozan de propiedades que permiten alcanzar entre 20.000 y 22.000 kilómetros y son específicos para turismos y furgonetas con filtro de partículas, en especial aquellos con motores modernos, diesel o gasolina equipados con inyección multiválvula controlada computacionalmente, turboalimentados y equipos con los más avanzados diseños, cada cambio de aceite deberá de ir acompañado por la sustitución del filtro, tanto en cuanto este tipo de aceites permiten mayor número de kilómetros.

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared