La falta de mantenimiento supone casi el 50% de las averías

La falta de mantenimiento supone casi el 50% de las averías

El Centro de Estudios Ponle Freno AXA de Seguridad Vial, ha hecho un estudio de las distintas averías que se producen en los vehículos, de este se concluye que las relacionadas con la falta de mantenimiento del vehículo, es decir, las relacionadas principalmente con pinchazos y baterías, aumentaron un 13% en 2013 y fueron la principal causa del crecimiento global del 8% del uso de la grúa. La avería en el arranque por problemas de la batería aumentó un 12,3%, mientras que por pinchazo o reventón de un neumático lo hizo 16,4%.

Para Josep Alfonso, director general del Centro de Estudios Ponle-Freno AXA, “la adopción de medidas de mantenimiento en el vehículos son fundamentales, no solo para reducir las averías sino también para prevenir accidentes.  Las tareas de mantenimiento son, además, especialmente importantes ante el envejecimiento del parque automovilístico”.

Casi el 50% están relacionadas con el mantenimiento del vehículo, las averías producidas por problemas relacionados con la mecánica fueron la primera causa de petición del servicio de asistencia, con un 51%, seguida de la anteriormente citada de arranque con un 40%. Por último, las asistencias relacionadas con problemas en los neumáticos presentaron el mayor crecimiento con un 16% y representaron un total del 9% de las asistencias.

Casi el 72% de las asistencias de las grúas de AXA Assistance se realizó en casco urbano, seguido del 16% en carretera y el 5,3 en parkings subterráneos. Por el contrario, sólo el 4% se registró en autovía y el 2% en autopistas. Los españoles sufrimos el mayor número de averías de lunes a viernes y en horario laboral y diurno lo que supone más 71% de los casos.

CONSEJOS DE MANTENIMIENTO PARA LOS NEUMÁTICOS

Neumáticos de invierno: Goodyear| Fotografía: Bram Souffreau (Flickr)

Neumáticos de invierno: Goodyear| Fotografía: Bram Souffreau (Flickr)

  • Revisa la presión de los neumáticos al menos una vez al mes y adáptalas a la carga que vas a llevar. 
  • Cambia los neumáticos delanteros por los traseros, sin invertir sentido de giro y comprueba las cotas de dirección, una vez cada 10.000 km. así conseguiremos un desgaste homogéneo de las cuatro ruedas y evitaremos desgastes irregulares.
  • Revisa los flancos para verificar que no hay cortes o desperfectos que puedan provocar un reventón. 
  • Revisa la profundidad del dibujo cada dos meses. Verifica que el desgaste es uniforme en toda la banda de rodadura.
  • No aparques con las ruedas giradas contra el bordillo para evitar que el coche se mueva. Deja la rueda a unos milímetros del bordillo e inmoviliza el coche con el freno de mano. 
  • Al aparcar en línea no roces con el flanco el bordillo con el coche en movimiento
  • En la medida de lo posible, girar la dirección con el coche en movimiento, evitando hacerlo en parado. 
  • Si vamos a circular por una carretera con muchos baches o curvas sube un par de décimas la presión
  • En la medida de lo posible no aparcar en lugares muy expuestos al sol. 
  • La presión se comprueba siempre en frío, con el coche a la sombra y tras al menos una hora de estar detenido. 

CONSEJOS DE MANTENIMIENTO PARA LA BATERÍA

Consejos para el mantenimiento de la batería de tu vehículo | Fotografía: Andy Armstrong (Flickr)

Consejos para el mantenimiento de la batería de tu vehículo | Fotografía: Andy Armstrong (Flickr)

  • Limpiar los bornes de sulfato con un cepillo metálico de púas suaves y repasar con un trapo empapado en una solución de agua y bicarbonato.
  • Cubrir los bornes y las abrazaderas con una fina capa de vaselina neutra
  • Una vez limpios apretar bien las abrazaderas de los cables que también habrán sido objeto de limpieza, para asegurar un buen contacto. 
  • Observar la batería, para verificar que sus paredes no están abombadas
  • Antes de detener el motor, apagar todos los servicios eléctricos, como el aire acondicionado, las luces, tanto interiores, como exteriores y desconectar cualquier elemento de las tomas de corriente o del mechero. Así evitaremos que al arrancar, antes de la puesta en marcha, la batería reciba una descarga brusca por tener todos esos elementos conectados. 
  • Arrancar siempre el motor con el embrague pisado a fondo para evitar que el motor de arranque deba arrastrar todos los piñones de la caja de cambios. 
  • Llevar a cabo una carga lenta de al menos 8 horas una vez al año
  • En vehículos de uso esporádico, arrancar el motor y mantenerlo en marcha al menos 10 minutos una vez cada 3 o 4 días.

Fuente | Antena3.com – Ponle Freno

© Copyright 2018 Diseñado por Starenlared