Resguarda tu vehículo de las bajas temperaturas

mantenimiento-coche-invierno
0 Rodadas Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Rodadas ×

Durante este periodo de tiempo en el que hay bajada de temperaturas, mucha niebla e incluso llega a nevar, la forma de conducir se hace más complicada. Por ello, te recomendamos que tengas cautela antes de iniciar cualquier desplazamiento y tengas en cuenta los consejos que te vamos a dar: No olvides guardar las cadenas para los neumáticos, revisa cómo se encuentra tu coche, lleva una conducción suave y sepárate más del delante. Asimismo, para resguardar tu vehículo del frío, te proponemos:

Al aparcar, deja las escobillas subidas

Con la bajada de temperaturas, puede nevar o llover por la noche, por lo que los limpiaparabrisas se pueden quedar pegados al cristal. Asimismo, se puede crear un manto helado en la luna que es complicado de quitar al día siguiente. Para ello, te recomendamos dejar subidas las escobillas. Así, no se quedarán pegadas a la luna.

Deshela los cristales

Con el frío que hace cuando se va el sol, seguramente el cristal de delante y el de atrás se congelen. Para eliminar el hielo, te recomendamos accionar el aire caliente del coche y dirigirlo hacia la luna de delante. Para el cristal de atrás, solo tendrás que poner en funcionamiento el sistema térmico que lleva.

Luces

Con las heladas normalmente hay niebla, por lo que las luces, ya sean para ver como para te vean, son  fundamentales. Primeramente, antes de iniciar cualquier trayecto, te recomendamos que compruebes las luces del coche, incluidas las antiniebla, y de esta manera irás más seguro.

Comprueba el nivel de los líquidos

No olvides comprobar en qué estado se encuentra el aceite, el líquido para el limpiaparabrisas y el anticongenlante. A la hora de revisarlo, el vehículo debe estar en un lugar llano y no estar caliente.

Neumáticos

Revisa la profundidad del dibujo de los neumáticos. Como ya te hemos dicho en otras ocasiones, no debe ser inferior a 1,6 milímetros. Sin embargo, teniendo en cuenta la bajada de temperaturas, la lluvia… Te aconsejamos que tenga como mínimo dos milímetros. Y, como siempre, no olvides revisar también la presión de los neumáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *