Ten tus neumáticos preparados para las lluvias

mantenimiento de neumaticos
0 Rodadas Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Rodadas ×

Parece que ya ha entrado el otoño y con él las precipitaciones y el frío. Por ello, el mantenimiento de tu coche y, especialmente, el de los neumáticos es fundamental. Llevar unos neumáticos en óptimas condiciones es básico, y más con las lluvias, por lo que te aconsejamos comprobarlos, por lo menos, 1 vez mensualmente.

¿En qué debemos fijarnos para comprobar que nuestros neumáticos estén bien?

Neumáticos muy gastados

Si tu neumático está muy gastado, no se adhiere de la misma manera a la carretera y más si ha llovido. Según el reglamento, su dibujo no puede estar por debajo de 1’6 mm. Sin embargo, para que no perdamos adherencia, te aconsejamos que no sea inferior a tres milímetros, principalmente si la carretera está encharcada. No puedes olvidar que si el neumático está gastado, aumenta el peligro de sufrir aquaplaning, además de aumentar la zona de frenado. Recuerda comprobar tanto la parte externa como la interna.

Neumáticos abollados o golpeados

Si alguno de tus neumáticos está abollado o ha sufrido algún golpe, te recomendamos acudir a tu taller de confianza para que compruebe su estado. En caso que hicera falta, habría que hacer un cambio de neumático.

Vida del neumático

Con el transcurso de los años los neumáticos también se pueden estropear, por lo que te recomendamos sustituirlos cuando hayan pasado diez años desde que se fabricaron, a pesar de que no se hayan usado o aparentemente estén bien.  Asimismo, tras los primeros 5 años o más en servicio, los neumáticos deben ser revisados, por lo menos, 1 vez anualmente.

La presión

Como ya os hemos comentado anteriormente en alguno de nuestros artículos, comprobar la presión de nuestros neumáticos es fundamental. Si llevamos una presión más baja de lo que corresponde, disminuye la estabilidad, hay más posibilidades de sufrir un pinchazo y se consume más gasolina. Por otro lado, si la presión es superior, el neumático se gastará antes.

Pérdida de propiedades

Si tenemos el coche al aire libre, seguramente nuestros neumáticos se cristalicen, es decir, que el caucho del que están hechos pierda propiedades. Así, el calor, el paso del tiempo, el sol… influyen en su cristalización. Para saber si les ha ocurrido esto, trata de hundir la uña dentro del neumático. Si se hunde, el caucho está bien, pero si no lo hace, debes cambiar el neumático.

Esperamos haberte servido de ayuda. Comprobar el estado de tus neumáticos es muy importante. Tu coche y, sobre todo, tú lo agradeceréis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *