¡No te despistes! El mantenimiento de tu coche es muy importante

taller de coches
0 Rodadas Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Rodadas ×

En cualquier momento podemos descuidarnos y no llevar el mantenimiento adecuado de nuestro coche. Para prolongar la vida de nuestro vehículo, debemos cuidarlo y no tener despistes. En el artículo de esta semana vamos a ver una serie de ‘olvidos’ que pueden ocasionar graves averías.

Echar gasolina en vez de diésel

¡Grave error! Teníamos un coche de gasolina y al comprarnos uno nuevo de diésel… No te preocupes, le ha pasado mucha gente. A lo mejor es que no teníamos tiempo o simplemente ha sido un descuido, pero… Hemos echado el combustible que no correspondía. Este despiste puede ser nefasto, pero si nos percatamos de ello rápidamente, no enciendas el motor y llama inmediatamente a una grúa para que te saque la gasolina.

Si, por el contrario, ya has puesto en marcha el coche, te darás cuenta porque el vehículo no irá bien. En este caso el arreglo puede ser caro.

No cambiar la correa de distribución

Debes prestar atención al cambio de la correa de distribución, ya que como se te rompa, su reparación es muy costosa. Normalmente, se cambia (depende de cada coche) entre los ochenta mil y los ciento veinte mil kilómetros. Te recomendamos consultarlo en tu taller de confianza cuándo vayas.

Que se meta agua en el depósito del combustible

Le suele pasar a muchas personas. Puede ocurrir por diferentes causas, como por ejemplo: no cerrar correctamente el tapón del depósito del combustible o que se meta agua mientras echamos el combustible. Si pasa esto, puede provocar diferentes averías que pueden ser caras.

Demasiado aceite

Quien te haya dicho que da igual que sobre, está quivocado. Si echamos demasiado aceite, este puede salpicar a diferentes componentes del coche. Si nos damos cuenta en el momento, el arreglo será mucho más barato que si ya ha dañado algún elemento del vehículo.

Poco aceite

En este caso también se puede averiar nuestro coche. El aceite ayuda a engrasar los componentes del vehículo para que puedan realizar su labor sin que se rompan. Por lo que, si no cuentan con el aceite necesario, nuevamente nuestro coche sufriría una avería también costosa. No dejes de mirar el aceite de tu coche.

Sin líquido refrigerante

El líquido refrigerante también es muy importante. Su función es la de enfriar el motor para que no se caliente demasiado y la de resguardar al vehículo del frío. Si nos quedamos sin líquido refrigerante, la avería puede ocasionar un cambio de motor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *